25/05/2022

Familiares de los 43 de Ayotzinapa preocupados por actitud de AMLO al exculpar a Ojeda sin investigación

Las madres y padres de los 43 estudiantes desaparecidos de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa señalaron que les preocupa que el presidente Andrés Manuel López Obrador externe su voluntad política para esclarecer el caso, al mismo tiempo que exculpa al titular de la Secretaría de Marina (Semar), José Rafael Ojeda Duran, “sin investigación alguna”.

En un comunicado, las familias de las víctimas recordaron que Ojeda Durán fue comandante de la Octava Regional Naval con sede en Acapulco, cuando ocurrieron los ataques del 26 y 27 de septiembre del 2014 en Iguala.

Recordaron que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) reveló en su Tercer Informe que personal de la Semar alteró el basurero de Cocula, donde según la administración del expresidente Enrique Peña Nieto fueron asesinados e incinerados los jóvenes.

También reclamaron la “exoneración” del gobierno de López Obrador al extitular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Tomás Zerón de Lucio, “cuando él fue una pieza fundamental para poder aclarar los sucesos y aun así solo demostró una gran resistencia a entregar y abrir documentos y testimonios importantes ligados al caso. Actualmente, goza de completa impunidad”.

En ese sentido, “nos preocupa que el presidente Andrés Manuel López Obrador nos externe, por un lado, su voluntad política para aclarar el caso Ayotzinapa, sin embargo, exculpe sin investigación alguna al actual almirante José Rafael Ojeda”.

“Nos queda claro a estas alturas que a siete años y seis meses de la búsqueda de nuestros hijos, los poderosos han jugado con nuestras esperanzas, nos han mentido sin contemplación mirándonos a los ojos (…) Les decimos que seguimos y seguiremos firmes y de pie, no claudicaremos. Estamos fuertes pues un hijo se lleva toda la vida en el corazón, esa es nuestra fuerza y estamos seguros de que los encontraremos”, concluyeron.

Por su parte, el exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, también publicó un mensaje mediante sus redes sociales oficiales, en el que afirmó que los primeros 15 días después de los ataques en Iguala, la administración del expresidente Peña Nieto “minimizó” los hechos, bajo el argumento de que se trataba de un caso local que le correspondía resolver como titular del Ejecutivo estatal.

Señaló que Peña Nieto escuchó “la sugerencia de un junior, sin ninguna experiencia en política”, en referencia a Aurelio Nuño Mayer, quien se desempeñaba como jefe de la Oficina de la Presidencial, y las autoridades federales creyeron con su salida del Gobierno del Estado el caso “se acallaría”, pero en realidad escaló a nivel internacional.

Aseguró que Tomás Zerón se empecinó en involucrarlo con la delincuencia organizada, “para que obviamente yo también fuera detenido, lo cual no prosperó porque nunca tuve la más mínima relación con estos grupos delictivos”.

También lo acusó de retener al extitular de la entonces Procuraduría de Guerrero, Iñaky Blanco Cabrera, “para su posible consignación” y deseó que pronto se logre la extradición del exfuncionario federal de Israel, donde actualmente se encuentra.

“Hoy se reconoce que las bases de la investigación las sentó el procurador Iñaki Blanco, ¿qué hubiera pasado si este hubiera continuado con la investigación?, ¿por qué incluso se nos negó la coadyuvancia en este lamentable caso? Tal vez estaríamos hablando de otra historia”, dijo.

Finalmente, Aguirre Rivero expresó que esperará que “se conozca la verdadera historia y solo me quedo con la frase que alguna vez acuñara el comandante Fidel Castro: La historia me absolverá”.

Con información de Alina Navarrete Fernández/Corresponsal LATINUS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.