26/05/2022

“Si apoyaban al PRI lograríamos paz”: Obispo revela diálogo con cárteles en Guerrero

Recibió amenazas de muerte y sostuvo negociaciones infructuosas ante el Gobierno para resolver algunas peticiones del crimen organizado, con cuyos líderes se reunió para pedirles la pacificación en sus zonas. Además, enfrentó cerrazón del Gobierno de Héctor Astudillo Flores, revela el obispo Salvador Rangel Mendoza, quien se retira, dice, con “sentimiento” contra la Gobernadora Evelyn Salgado Pineda, quien incumplió su promesa de recibirlo.

Pero en general, presume, por su trabajo hecho en la diócesis, se va “a gusto, contento y alegre”.

Rangel Mendoza entregará la diócesis Chilpancingo-Chilapa, que recibió el 18 de agosto de 2015, este 19 de abril a su sucesor José de Jesús González Hernández.

Pregunta (P): Fue un obispo polémico, tanto por sus diferendos con las autoridades como por su intervención ante los grupos delictivos, ¿o cómo se define usted?

Respuesta (R): Recuerde que yo soy un fraile franciscano y San Francisco decía: “Señor, hazme instrumento de tu paz; donde haya odio siembra amor, donde haya duda, fe, donde haya desesperanza, esperanza”. Entonces, yo
en Guerrero vi el problema de la criminalidad y que muchos políticos estaban sostenidos por narcotraficantes y empecé a levantar la voz y, sobre todo, insistí en el diálogo, que teníamos que dialogar con esos señores (los grupos criminales).

Pero Rangel Mendoza reprocha que sobre todo en el gobierno pasado de Héctor Astudillo le decían: “Nosotros no queremos dialogar con los que están fuera de la ley. Entonces yo decía, ‘dónde los van a colocar. Incluso esos que están fuera de la ley, tienen su razón del por qué son así y valdría la pena escucharlos, por lo menos’”.

Refiere que eso fue lo que estuvo “chocando” a las autoridades estatales y que continuamente lo acusaron ante la Secretaría de Gobernación, pero asegura que no estaba cometiendo delito alguno; “simplemente como ciudadano estaba expresando mis ideas y estaba descubriendo algo que no querían ver los demás”.

Con información de sinembargo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.