28/06/2022

Las tropas de Rusia bombardearon una planta siderúrgica en Mariúpol, al sur de Ucrania

Mujeres caminan frente a un edificio residencial destruido, el lunes 2 de mayo de 2022, en Mariúpol, bajo control de la República Popular de Donetsk, en el este de Ucrania. (AP Foto/Alexei Alexandrov)

Reuters.- Las tropas rusas bombardearon el martes la planta siderúrgica Azovstal en la ciudad portuaria de Mariúpol, en el sur de Ucrania, lo que confirmó informes anteriores de ataques en el complejo bajo asedio, donde según el alcalde de la ciudad hay más de 200 civiles atrapados.

Según la agencia de noticias RIA, el Ministerio de Defensa de Rusia dijo que sus fuerzas habían comenzado a destruir las posiciones de tiro ucranianas establecidas después de que los defensores “aprovecharon” un alto el fuego negociado por la ONU que había permitido que varios grupos de civiles escaparan de la planta en los dos días previos.

Un oficial de policía de Mariúpol le dijo a la emisora pública Suspine que las fuerzas rusas habían comenzado a tratar de apoderarse de la planta, el último reducto de Mariúpol que aún está en manos de las fuerzas ucranianas.

Un subcomandante del regimiento Azov escondido en la acería le dijo al medio de información Ukrainska Pravda que la operación de asalto había comenzado después de que aviones rusos bombardearon el sitio durante la noche.

Mariúpol es un objetivo importante para Rusia, ya que busca aislar a Ucrania del Mar Negro y unir el territorio controlado por Rusia en el sur y el este. La acería se encuentra junto a la principal carretera este-oeste del sur de Ucrania.

Más temprano el martes, el alcalde de Mariúpol, Vadym Boychenko, que abandonó la ciudad, dijo que más de 200 civiles seguían refugiados en Azovstal después de las evacuaciones negociadas por la ONU el domingo y el lunes.

A fines de abril, el presidente Vladimir Putin dijo que había cancelado los planes para que el Ejército ruso asaltara Azovstal y que quería que las fuerzas ucranianas quedaran aisladas herméticamente en su lugar.

RIA citó al Ministerio de Defensa ruso cuando dijo que se declaró un alto el fuego, los civiles tuvieron que ser desalojados del territorio de Azovstal. Azov y los militares ucranianos que están instalados en la planta lo aprovecharon. Salieron del sótano, tomaron posiciones de tiro en el territorio y en los edificios de la fábrica.

“Ahora unidades del Ejército ruso y de la República Popular de Donetsk, usando artillería y aviación, están comenzando a destruir estas posiciones de fuego”, añadió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.