28/06/2022

México es el segundo país más peligroso para ejercer el periodismo después de Ucrania: Human Rights Watch

Los índices de violencia contra periodistas indican que México es el segundo peor país para ejercer periodismo sólo por detrás de Ucrania, donde se está librando una guerra desde mediados de febrero, alertó Human Rights Watch (HRW) este martes en el Día Mundial de la Libertad de Prensa.

La organización de derechos humanos señaló que, en lo que va del año, en México han sido asesinados ocho periodistas, cifra que ya rebasó a los fallecidos en todo 2021. El número de comunicadores asesinados no se ubica muy lejos de Ucrania, donde al menos van 12 homicidios en cobertura, según el Comité para la Protección de los Periodistas.

De acuerdo con HRW, en lo que va del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, en México han sido asesinados un total de 33 periodistas, según el seguimiento en el conteo de asesinatos que da la organización Artículo 19.

Por lo anterior, HRW ha hecho un llamado al mandatario para adoptar medidas urgentes para fortalecer el mecanismo de protección del gobierno federal, cesar el hostigamiento a periodistas que critican al gobierno y asegurar que los fiscales pongan fin a la impunidad.

“Este año va en camino a convertirse en el más letal de la historia para los periodistas en México. El presidente López Obrador no solo ha abordado la violencia contra la prensa, sino que además sigue utilizando sus conferencias mañaneras para hostigar e intimidar a periodistas”, dijo el investigador para las Américas de HRWTyler Mattiace.

De igual manera, la ONG indicó que en México gran parte de los crímenes que se cometen quedan impunes, incluyendo los asesinatos de periodistas.

De acuerdo con lo anterior, de las 105 investigaciones sobre atentados contra periodistas por parte de la Fiscalía Especial para Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), desde que fue creada en 2010, solamente seis han resultado en condenas por homicidio.

Siguiendo con las cifras sobre impunidad en el país, HRW también señala que las denuncias penales por ataques contra el periodismo no llegan más allá de la investigación inicial. En 202, sólo el 2.5% de estas denuncias resultaron en una vinculación a proceso y poco menos del 0.3% llegaron a un juicio oral, según el análisis de México Evalúa.

“Cada día, periodistas valientes en todo México se exponen al riesgo de violencia o muerte para hacer su trabajo y mantener a la población informada. En vez de atacar y denigrar a los periodistas, el presidente debería respaldarlos”, apuntó Mattiace.

Por su parte, el gobierno ha establecido mecanismos de protección para periodistas y defensores de los derechos humanos, los cuales brindan sistemas de cámaras o protección por parte de autoridades policiales.

La organización de DDHH reconoce que estos mecanismos son de gran importancia, sin embargo, presentan fallas, ya que no han logrado responder a todas las necesidades de protección para los comunicadores.

Con información de Latinus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.