25/06/2022

El Banco Mundial advierte que el conflicto en Ucrania puede provocar una recesión mundial

El conflicto de Rusia en Ucrania y su impacto en los precios de los alimentos y la energía, así como en la disponibilidad de fertilizantes, podría desencadenar una recesión mundial, sugirió el miércoles el presidente del Banco Mundial.

David Malpass dijo en un evento organizado por la Cámara de Comercio de Estados Unidos que Alemania, la cuarta economía del mundo, ya ha sufrido una importante desaceleración económica debido al aumento de los precios de la energía, y destacó que el acceso limitado a los fertilizantes podría empeorar las condiciones en otros lugares.

“Si miramos el PIB mundial (…) es difícil ahora mismo ver cómo podemos evitar una recesión“, dijo Malpass. 

Analistas estiman una recuperación parcial, gastada y desigual

Se prevé que las acciones mundiales se recuperen desde los niveles actuales, aunque seguirán muy por debajo de los máximos históricos este año y el próximo, ya que la mayoría de los más de 150 analistas bursátiles encuestados por Reuters pronosticaron un repunte tan gastado como desigual.

A diferencia de episodios anteriores, en los que los inversores veían las correcciones como oportunidades para comprar acciones a precio de ganga, se espera que la actual tendencia a la baja sea más persistente, poniendo de manifiesto el deterioro de las perspectivas de los activos de riesgo.

Este cambio de opinión se debe, en gran medida, a que las acciones ya no cuentan con el respaldo de los bancos centrales, que están cerrando los grifos de la liquidez y ahora se centran más en la lucha contra una inflación en máximos de varias décadas, subiendo las tasas de interés, en muchos casos de forma agresiva.

Los analistas preveían un año aburrido para la renta variable en la anterior encuesta, realizada sólo unos días antes de la invasión rusa de Ucrania del 24 de febrero, pero la guerra sumió a las acciones en la confusión y el índice estadounidense S&P 500 estuvo a punto de entrar en un mercado bajista oficial la semana pasada.

Los sondeos elaborados por Reuters entre el 12 y el 24 de mayo, que abarcan 17 grandes índices, mostraron que la mayoría de las principales bolsas tendrán dificultades para recuperar las pérdidas del año en curso a fines de 2022. Se espera que casi todos terminen el año por debajo de sus máximos históricos y que sigan por debajo de ellos a mediados de 2023.

Con información de LATINUS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.