25/06/2022

“Si no puede, que renuncie”, pide padre de Debanhi a fiscal de NL

Mario Escobar Salazar, padre de Debanhi Susana Escobar Bazaldúa, manifestó que a dos meses de la desaparición de su hija, el nueve de abril, encontrado su cuerpo sin vida el 22 del mismo mes, sigue la impunidad en la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, encabezada por Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez, a quien demandó “que renuncie si no puede”, y exigió que se le abra una carpeta de investigación.

Destacó que la necropsia elaborada por el Servicio Médico Forense de Nuevo León (SEMEFO), “es un mugrero”, lo que ahora obliga a la exhumación del cuerpo de Debanhi Susana.

“Tiene muchas inconsistencias, y la persona que hizo esta necropsia, para mi gusto, es una persona incompetente, o no sé si lo hizo con dolo, o lo hacen, porque no saben”, reclamó a través de un video transmitido desde su canal de Youtube.

“Y dentro de esas inconsistencias, cuando se hace la Comisión Interdisciplinaria, el equipo de trabajo que va a hacer esa necropsia, ven que tiene muchas inconsistencias, cuando yo hago la mía, saco muchas conclusiones, y si hay necesidad de decírselas, se las voy a decir en su momento”.

Responsabilizó del mal trabajo hecho, al Fiscal General de Justicia de Nuevo León, Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez, a la Fiscal Especializada en Feminicidios y Delitos contra las Mujeres, Griselda Núñez Espinoza, y les reiteró su demanda de que “si no pueden, renuncien”.

Denunció que sigue recibiendo amenazas de muerte, pero reiteró que no le importa perder la vida. “Que me maten si quieren pero que digan la verdad”, expresó irritado.

Refirió que el pasado 25 de mayo hubo una reunión de la Comisión Interdisciplinaria, donde participó el doctor Ricardo García Berdeja, y en la cual está interesado directamente el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Yo tengo la esperanza de que le digan a la Fiscalía General del Estado de Nuevo León, la verdad, que digan si la golpearon, si la violaron, si tiene muchos hematomas. Para mi hipótesis, dijo, “si sufrió violencia, que lo digan”.

Criticó que la Fiscalía a cargo de Griselda Núñez Espinoza, se esté “empapelando” y declare que tiene 248 entrevistas realizadas, documentadas, “pero es increíble que después de dos meses, no exista ningún imputado”.

Exhortó a los diputados locales y federales, a los senadores, que exijan que no quede impune aquella gente que ha filtrado información del caso, y que en su momento sea citada para que dé explicaciones.

“En la reunión de hace 15 días, se tomó el acuerdo de hacer otra mesa de trabajo, el miércoles ocho de junio, a la cuál asistimos mi esposa y yo, y nos topamos con la sorpresa de que solo estaba Griselda Núñez, vocera de la fiscalía para este caso, quien atribuyó la ausencia del resto de los integrantes a un ‘olvido’, pese a ser un compromiso, acuerdo y mandato del Presidente López Obrador”.

Cuestionó el cateo que se hizo al cuarto de Debanhi y la entrevista complementaria que se les hizo a él y su familia, después de 40 días, y reveló que la recién nombrada titular de la Vicefiscalía de Control y Desarrollo en la Procuración de Justicia, Mónica Reyes Garza, empezó a tomar fotografías en la habitación, de manera subrepticia.

Escobar Salazar reclamó que en las entrevistas a sus familiares, la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, los intimida, sin que por el contrario haya un solo imputado en el caso.

Insistió en que a Debanhi la mataron, que fue un feminicidio, y la “plantaron” en la cisterna; “nada más que se los tengo que demostrar con documentos, porque ellos fueron muy incompetentes, ahora lo tiene que hacer una persona experta.

“Ahora yo pido la cabeza del coordinador del SEMEFO y del que hizo la necropsia, porque son unos incompetentes, estoy muy molesto, cansado de tanta impunidad”, dijo Mario Escobar.

“Por la mala, digo lo que tengo que decir, siempre lo he dicho, con argumentos y con testigos, y sostengo todo lo que estoy diciendo, y si en eso pongo mi vida por delante, por saber la verdad de mi hija, la pongo. Me han amenazado de muerte, no me interesa, ¡mátenme, pero díganme la verdad!, enfatizó Escobar Salazar.

Con información de la Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.