15/08/2022

Roban hasta 26 iglesias cada semana; también les cobran derecho de piso

Arte sacro, urnas con li­mosnas, objetos litúrgicos, instrumentos musicales o incluso letras de bronce son algunos de los obje­tos que los criminales hur­tan en templos católicos y cristianos-evangélicos, de­litos que se han incremen­tado en la última década.

De acuerdo con datos del Centro Católico Multi­medial (CCM), cada año mil 400 iglesias, 12% de las más de 11 mil que hay en el país, registran robos y da­ños a su patrimonio, e in­cluso lesiones y homicidios en su interior.

Además, delincuentes del fuero común y el cri­men organizado han en­contrado en los templos, sacerdotes y pastores una fuente de ingreso a través de la extorsión. Las ame­nazas para pedir dinero en efectivo se hacer directa­mente a los ministros de culto, alertan religiosos.

Omar Sotelo, director del CCM, y Arturo Farela, presidente de la Confrater­nidad de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraterni­ce), coinciden en que el cobro por derecho de piso a los recintos religiosos es una modalidad de extor­sión que afecta a religiosos y a laicos.

No entraría en el or­den de la profanación o del robo, pues ya están las amenazas, pedir dere­cho de piso. Son situacio­nes entrelazadas y están en una frontera en cuan­to a la descomposición del tejido social”, dijo el padre Sotelo en entrevista con Excélsior.

El sacerdote detalló que en estados como Ta­maulipas, Jalisco, Guerre­ro, Chiapas o Morelos, los delincuentes quieren ins­trumentar el cobro del de­recho de piso. Reconoció que muchos párrocos no interponen denuncias por­que no proceden o es una pérdida de tiempo.

Conocemos algunos datos de Chiapas donde se les dice a los sacerdo­tes que estén quietos o van a sufrir las consecuencias, y les dicen: quédense ca­lladitos o les llenamos su iglesia de muertitos”, relató Sotelo.

Con información de Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.