18/08/2022

Piden justicia y paz tras feminicidio de Luz Raquel

La ceremonia, celebrada en la Basílica de Zapopan este jueves, transcurrió en medio de oraciones y peticiones de justicia

Si bien los agresores de Luz Raquel Padilla “deberán saldar deudas con Dios cuando estén ante su presencia”, es deber de las autoridades aquí en la tierra hacer justicia por su asesinato.

Así lo expresó el padre Juan Rubio, quien ofreció la misa de cuerpo presente de la joven madre de Bruno, un pequeño niño diagnosticado con espectro autista, la cual fue celebrada en la Basílica de Zapopan.

“Sus agresores, por la justicia humana, deberán de pagar por esto. Este feminicidio se suma a otros más que están a la vista. Ojalá que la justicia, nuestras autoridades, en este caso de Luz Raquel, se comprometan y realicen su trabajo. Nosotros no somos nadie para juzgar, pero la justicia se tiene que cumplimentar”, manifestó el párroco durante la homilía.

El párroco también pidió para que la Virgen de Zapopan pueda interceder por Luz Raquel, y por todas las mujeres que sufren violencia en la Entidad y en el País, además de pedir oraciones para que sus agresores se arrepientan de lo hecho y de que los familiares de la mujer encuentren consuelo.

El padre Juan también recordó que desde el pasado 10 de julio la Iglesia Católica comenzó las jornadas de oración por la violencia que se vive en Jalisco y en el resto del País, y que ante situaciones como la vivida por Luz Raquel continuarán con más fuerza para que se logre la justicia en todos los casos.

“A la bio, a la bao, a la bim bom ba. Luz Raquel, Luz Raquel, ra ra rá” y “Queremos justicia”, fueron las palabras que con más tristeza y desolación que ánimos, se escucharon al salir de la celebración eucarística.

Amistades, compañeras de Luz Raquel Padilla de la organización Yo Cuido México a la que pertenecía, familiares, y personas de la sociedad civil que se dieron cita en la Basílica al enterarse en medios y redes sociales, compartieron algunos mensajes en homenaje a la joven mujer, a quien describieron como una mujer luchadora, valiente, amorosa y alegre, quien daba todo por el bienestar de su hijo Bruno.

Por ella pidieron justicia por parte de las autoridades. Y a la sociedad en general le pidieron que, por ser madres de hijos a quienes suelen considerar como “diferentes” por vivir alguna discapacidad, condición especial o en el caso de Bruno, espectro autista, dejen de observarlas raro cuando caminan por las calles, y que en cambio las personas sean empáticas y tolerantes cuando convivan con ellas y con sus hijos en cualquier espacio al que acudan.

Luego de ello se despidieron de Luz Raquel en medio de un vuelo de palomas blancas y aplausos, antes de partir al Recinto de la Paz, también en Zapopan, donde se llevaría a cabo su inhumación y donde por fin podrá descansar luego de las heridas presentadas tras ser quemada viva el sábado pasado, cumpliendo la amenaza de su agresor, a quien presuntamente molestaban los ruidos hechos por Bruno al presentar alguna crisis.

Con información del Informador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.