• 2024-05-23 00:12

Antena Noticias

Estamos Más Cerca

Los misterios alrededor del caso del obispo Salvador Rangel

porANTENAMASTER

Abr 30, 2024
Los misterios alrededor del caso del obispo Salvador Rangel

La tarde del sábado pasado, el obispo emérito Salvador Rangel Mendoza, salió de su casa en el municipio de Jiutepec, Morelos, en dirección al estado de Guerrero. Sin embargo, al día siguiente, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) denunció su desaparición ante la Fiscalía Especializada en Desaparición Forzada de Personas y Cometida por Particulares.

La CEM informó que el paradero del obispo Salvador Rangel se desconocía y, aunque no lo confirmaron oficialmente, dieron por hecho que había sido privado de la libertad. Horas más tarde, la CEM emitió un comunicado donde informaban que monseñor Rangel había sido encontrado con vida y se encontraba en el Hospital General Dr. José G. Parres de la ciudad de Cuernavaca.

La Fiscalía General del Estado abrió una carpeta de investigación por el presunto secuestro exprés en contra del obispo de Chilpancingo. Por su parte, el fiscal Uriel Carmona arribó al nosocomio antes de las 18:40 horas para corroborar legalmente la identidad del obispo y acordar con el Episcopado los términos de la difusión, “pero la buena noticia es que esta bien”, adelantó el fiscal.

A su salida informó que el jerarca católico habría sido víctima de un secuestro exprés en el que sus captores habrían extraído dinero de sus cuentas en cajeros automáticos. El fiscal dijo que indagarán sobre la forma en que llegó al hospital, como otra línea de investigación.

El obispo Salvador Rangel ya había denunciado amenazas

El obispo Salvador Rangel había denunciado amenazas desde febrero y en entrevista con Azucena Uresti reveló incluso que estaba sentenciado a muerte.

A mediados del año pasado, en una escandalosa entrevista concedida a Quadratin Guerrero, el sacerdote señaló que la violencia no terminaría en el estado mientras la alcaldesa de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández, siguiera protegiendo al grupo de Los Tlacos, y acusó a la gobernadora morenista Evelyn Salgado de haber vendido el estado al crimen organizado.

Aunque no pudo identificar de dónde provenían dichas agresiones, si eran del gobierno o del crimen organizado, contó ese día.

“Estoy amenazado y le voy a decir, hasta sentenciado a muerte, por, yo no sé si por el gobierno o estos capos, pero yo sigo en la línea”, afirmó.

También dijo que buscaba reunirse con integrantes del crimen organizado para negociar la paz en Guerrero, y que estaba a punto de agendar el encuentro.

“Estuve a punto de reunirme con ellos hace dos días, con un grupo, pero hubo un incidente por ahí y ya no lo pude hacer. Yo sí les prometo que seguiré trabajando por la paz de Guerrero, y en cuanto sea posible y me den la oportunidad esos señores, voy a seguir dialogando con ellos”, comentó en ese entonces

Y denunció las condiciones de inseguridad que estaban viviendo los habitantes de Guerrero, por los narcotraficantes de la zona, que no permitían que el transporte público funcionara con normalidad, entre otras cosas.

“Desgraciadamente, yo digo que Guerrero está ahorita ardiendo; lo que pasó en Acapulco, cómo se paró el tráfico, no fueron a la escuela, no hubo trabajo”, lamentó.

CON INFORMACIÓN DEL UNIVERSAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *