• 2024-05-20 23:09

Antena Noticias

Estamos Más Cerca

El Mar se ‘Traga’ a una comunidad de Tabasco

porANTENAMASTER

Feb 23, 2023
El Mar se ‘Traga’ a una comunidad de Tabasco

De 2019 a la fecha, el mar ha destruido más de 60 casas en la comunidad de El Bosque, en Centla, Tabasco, Sedatu apenas empezó a buscar un terreno donde ubicarlos

En las noches de norte, cuando azotan la lluvia y el viento, los habitantes que aún quedan en la comunidad de El Bosque, en Centla, Tabasco, se preguntan si el mar se tragará su casa.

Hombres y mujeres se reúnen en la única calle que queda en pie, a las 12 o 1 de la mañana, para ir a ver si ya pasó el repunte de la marea y si el mar le dio un día más en pie a su vivienda.

El Bosque es una de las primeras comunidades en México que ha sufrido los efectos del cambio climático: aquí las lluvias son más intensas, los huracanes y nortes golpean más fuerte y el nivel del mar ha crecido, comiéndose la costa y llevándose casas, 62 en total, de 92 que había en la comunidad.

“Ahorita estamos en plena temporada de nortes, hasta marzo se acaban. En cada uno pega el mar muy fuerte, estamos en un riesgo inminente y ya nos prometieron del gobierno federal que nos van a ayudar con la reubicación, vinieron a hacer un recorrido y dijeron que iban a volver, pero acá ya no tenemos más tiempo para esperar”, dice Guadalupe.

En 2019, el mar comenzó a ‘comerse’ a El Bosque, desde entonces está entrando a tierra rápidamente a esta comunidad que por un lado tiene al Río Grijalva y por otro al Golfo de México. 

Por la tendencia del terreno, la comunidad se convertirá pronto en una especie de isla, explica Lilia Gamma, especialista en Ecología del Paisaje y Cambio Global de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco.

La reubicación, corrobora, es la única opción para esta comunidad. 

Atrapados entre el agua

La comunidad de El Bosque fue creada en 1985 por un grupo de pescadores procedentes de Alvarado, Veracruz, entonces el mar quedaba lejos de la primera línea de casas.

Guadalupe Cobos tenía el mar a unos 700 metros de su vivienda, que se ubicaba en la cuarta línea. “Teníamos que caminar mucho para llegar al mar, ahora lo tenemos casi en el patio, tocando la puerta”, dice.

En 2019 cayeron las primeras casas. Desde entonces el mar se ha llevado en total tres líneas de viviendas y dos escuelas, la primaria y el kinder, sin que la ayuda de las autoridades haya llegado. Los pobladores de El Bosque aseguran que solicitaron apoyo, desde 2019, tanto al gobierno municipal como estatal.

En noviembre de 2022 todavía quedaban en pie dos hileras de viviendas. Entonces, y apoyados por organizaciones de la sociedad civil como Greenpeace, los vecinos de El Bosque convocaron a una rueda de prensa, la noticia de la comunidad que se estaba tragando el mar dio la vuelta al país, pero no sirvió para que la ayuda de las autoridades llegara.

El 24 de diciembre pasado, un frente frío crespó al mar, que pegó con furia en lo que era la tercera hilera de casas de El Bosque y las dejó semi destruidas.

CON INFORMACIÒN DE NMAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *