• 2024-05-19 07:33

Antena Noticias

Estamos Más Cerca

El monstruo detrás de un daño

Hirokazu Kore-eda regresa al cine natal para presentarnos su Rashomon particular en Monster, una de las serias contendientes a la Palme D´Or en Cannes 2023

Monster de Hirokazu Kore-eda, con el talento de una potente Sakura Ando, además de Soya Kurokawa, Hiiragi Hinata, Eita Nagayama; una cinta que se divide en 3 episodios, mismos que nos servirán para entender una historia sobre el abuso, la presión de ejercer un rol dominante ante la adversidad

Felipe Flores para APUNTESdeCINE

El monstruo detrás de un daño

Uno de los momentos que últimamente, más aprecio en las coberturas de cine, es cuando me encuentro con el cine de Hirokazu Koreeda, al que incluso pudimos entrevistar hace un año en San Sebastián, sinceramente me lo imaginaba muy distinto, pero creo que al final, el cine termina demostrando la persona que esta detrás de la cinta, en este caso, pude comprender el sentido familiar de un Kore-eda, que ha vivido en carne propia, los daños que se ocultan detrás del soporte de una familia.

La familia no es siempre la sanguínea, la podemos encontrar en extraños en una camioneta, o incluso en los consejos de un amigo o un maestro, el cine de Koreeda siempre nos rememora a eso, el sentirnos protegidos ante el abandono, el encontrar a nuestra tribu, sus temas sociales son ya un clásico muy apetecible, pero en este caso, con una perspectiva muy distinta, nos trae a forma de tres relatos independientes, muchos de los prejuicios que se pueden esconder cuando buscamos a los que son de nuestra tribu, que para muchos, incluyendo a su servidor, nos sirve para hacer ecos con la mítica Rashomon de Akira Kurosawa.

El monstruo detrás de un daño

Estableciéndonos en la historia, encontramos a una mamá soltera, más específicamente viuda (Sakura Ando) que con toda la furia de cualquier madre, encara a los directivos escolares, sobre el bullying al que su hijo (Soya Kurokawa) esta siendo la víctima consentida, aparentemente a manos de un académico del instituto (Eita Nagayama); luego, veremos la versión de esta historia, pero desde la perspectiva del profesor, y finalmente nos enfocaremos al niño y su mejor amigo, una víctima del abuso que desato las pericias dentro del filme, tres ideas, tres aristas, tres enfoques, emociones y conexiones que desataran catarsis indescriptibles para las verdaderas víctimas de este doloroso periplo.

Me llama mucho la atención, el como Kore-eda, deja de lado muchas de las estrategias de golpe directo al corazón, para en esta ocasión, puede que como homenaje o tal vez no, pero darnos este enfoque, en donde todos son tan culpables como inocentes, de una situación que va más allá de los abusos psicológicos o incluso físicos, sino de como los roles que tenemos que jugar dentro del entorno social en que nos desenvolvemos, suele marcar no solo nuestro presente, sino en alguna parte, las limitaciones de nuestro potencial futuro.

El monstruo detrás de un daño

Es igualmente preciso decir, que la actuación de Sakura Ando, como una madre devota, ansiosa en cierta medida, pero con una responsabilidad enorme, como lo es la crianza en solitario, no es justificar algunas de las conductas casi obsesivas, pero también es entender las circunstancias que atraviesan los personajes para las decisiones que toman, por lo que si hay un elemento angular de toda la trama, es la catarsis que vivirá una madre renuente a soportar los sufrimientos de su vástago.

Señalando además, como esa “marca Koreeda”, al momento de hablar sobre las disfunciones familiares, sigue presente, a final de cuentas, todos buscamos siempre pertenecer a una tribu, sea sanguinea o con lazos de amistad, pero a final de cuentas, es nuestra familia, la que ejercemos el derecho de elegirla, no de meramente conformarnos con lo que nos toco, aunque en muchos casos, es un dogma del cual difícilmente podríamos salir.

Muchos nos hemos enfocado en el “homenaje” a Rashomon, una de las películas insignia del cine nipón, cuando en verdad, durante todo el largometraje en competencia por la Palme D´Or, el verdadero reconocimiento a una vida y una carrera dedicada al cine, lo tenemos en nuestros oídos, con el reconocimiento a la vida de Ryuichi Sakamoto, autor de la banda sonora de Monster, que nos acompañara para armar el puzzle que nos propone Koreeda.

Monster de Hirokazu Kore-eda, con el talento de una potente Sakura Ando, además de Soya Kurokawa, Hiiragi Hinata, Eita Nagayama; una cinta que se divide en 3 episodios, mismos que nos servirán para entender una historia sobre el abuso, la presión de ejercer un rol dominante ante la adversidad y como ante todo, el perdón acompañado de amor, suelen ser dulces salidas a momentos de suma presión.

Monster, un renacer de Koreeda ahora que regresa a hacer cine en Japón.

por Felipe de Jesus Flores Sanchez

https://www.clippings.me/users/floresfelipe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *