• 2024-05-18 13:02

Antena Noticias

Estamos Más Cerca

La retrospectiva “Damián Ortega: Pico y elote”, llega al Palacio de Bellas Artes

porANTENAMASTER

Abr 10, 2024
La retrospectiva “Damián Ortega: Pico y elote”, llega al Palacio de Bellas Artes

Tras su paso por el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey, llega al Palacio de Bellas Artes la exposición “Damián Ortega: Pico y elote”, una cuidadosa revisión de la obra de uno de los artistas mexicanos contemporáneos con mayor presencia internacional.

Durante la inauguración celebrada, el martes 9 de abril, Damián Ortega comentó: Llegar al Palacio de Bellas Artes significa mucho para mí, porque fue un largo camino andado y lo entiendo como un reconocimiento no solo para mí, sino también para toda la gente con la que he colaborado”.

El expositor agradeció a Abraham CruzvillegasGabriel OrozcoAbel KuriDr. LakraGuillermo Santamarina y a todos los que han colaborado para esta exposición, “con quienes se fue haciendo un colegio de ideas y han sido como pilares de todo este trabajo”.

“La exposición comenzó hace alrededor de un año y medio en Monterrey, donde su directora Taiyana Pimentel rompió inercias y se esforzó en dar espacio al trabajo para poder traerlo a México. Pidió la beca de Efiartes, un esfuerzo sostenido también por el Estado, y entonces se hizo una ecuación y se alinearon muchos elementos para que finalmente el Museo del Palacio de Bellas Artes reciba esta exposición, en la Ciudad de México, de donde soy oriundo”.

La exposición “Damián Ortega: Pico y elote” consta de 82 obras que recorren más de tres décadas de trabajo ininterrumpido. Se estructura en un recorrido no cronológico a través de tres ejes curatoriales: cosechar, ensamblar y colapsar, los cuales favorecen criterios de carácter plástico y conceptual, manteniendo un escepticismo ante la idea de progreso en México.

Cosechar

En este eje temático se hace una reflexión sobre la inversión extranjera y el aumento de los procesos industriales, lo que provoca la modificación de las técnicas de producción locales.

Se destaca el complejo trabajo que requiere el cultivo del maíz al capturar sus significados culturales, advirtiendo sobre los riesgos asociados al uso de transgénicos. Pico cansado (1997) y Elote clasificado (2005) son dos piezas cruciales para entender los impulsos y obsesiones del artista con la cultura social y material del trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *