• 2024-05-20 01:14

Antena Noticias

Estamos Más Cerca

8M y las preguntas que debemos hacernos.

porANTENAMASTER

Mar 8, 2024
8M y las preguntas que debemos hacernos.

Claudia Salas

¿Por qué tanta ferocidad contra las mujeres? Es una pregunta que me hago todos los días, me niego a acostumbrarme a las formas mas cruentas que hay para cometer crímenes de odio contra las mujeres, quemarlas con ácido, cercenar sus genitales, exhibir sus cuerpos lacerados y abusados sexualmente, no puede ser algo que pueda ser normal, ni puede haber una sociedad que se acostumbre a ello.

Mucho hemos para identificar y llamarle por su nombre a la violencia física, sexual, psicológica, económica, comunitaria y política. Hemos creado mecanismos para su denuncia, atención y acompañamiento; sin embargo, eso no es suficiente, cada día mueren 11 mujeres víctimas de feminicidio en manos de quien dijo amarlas, mueren en sus hogares que deberían ser los lugares más seguros, su vida es arrebatada después de una cadena constante de violencias aprendidas desde la infancia.

Este 8 de marzo bien valdría preguntarnos qué estamos haciendo mal en las familias para que la violencia estructural siga creciendo en función de las creencias, los prejuicios, las religiones, hasta cuándo seguiremos educando en la omisión y la permisibilidad de los actos de violencia que se originan en los hogares y se expanden en la sociedad.

El gobierno tiene la obligación de crear todos los mecanismos necesarios para proteger la vida de las mujeres y sancionar la violencia de género, pero eso no será suficiente si no iniciamos con una reflexión personal de cuánto contribuimos todos los días a deconstruir los estereotipos que siguen perpetuando la desigualdad.

Necesitamos hacer un llamado urgente a educar en la igualdad, a reconocer que las niñas tienen todo el derecho a tener una vida propia, a que no pueden ser mamás a los diez y once años, a desnaturalizar el abuso sexual y la violación.

Debemos crear desde el hogar nuevas masculinidades, donde todos los hombres sepan que no pueden tener el control sobre el cuerpo y las decisiones de las mujeres, necesitamos hombres que acompañen y construyan una verdadera revolución de pensamiento que le hará justicia a las mujeres y esto inicia con un compromiso personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *