• 2024-05-19 06:27

Antena Noticias

Estamos Más Cerca

Conflictos y polarización: el futuro político de México hacia 2024 

porANTENAMASTER

May 13, 2023
Conflictos y polarización: el futuro político de México hacia 2024 

La silla presidencial tendrá nuevo ocupante a partir del 1 de octubre de 2024. El proceso electoral que determine quién será el o la nueva dirigente del ejecutivo nacional será un periodo álgido en los aspectos político, económico y social. Las fichas comienzan a acomodarse y las primeras movidas ya están impactando la realidad del país.  

Para Luis Carlos Ugalde Ramírez, ex consejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE) de 2003 a 2007, hay tres escenarios posibles: una continuación a modo para el régimen lopezobradorista que se acompañe de las mayorías en el Congreso de la Unión, aunque con menos poder que la actual administración; que Morena mantenga la Presidencia y se incline por un discurso más radical, o una tercera opción, en la que la oposición se haga de la Presidencia, pero sin apoyo en el legislativo federal. 

Invitado por los posgrados del Departamento de Estudios Sociopolíticos y Jurídicos del ITESO (Dsoj) a la Casa ITESO Clavigero para hablar de los potenciales futuros políticos del país, el también consultor abundó en lo que cada uno significaría para México y lo que se estará viviendo en la recta final de la administración actual. 

En un primer escenario, Morena mantendría la Presidencia, pero “el nuevo gobierno decide que ya es hora de bajarle a la música, luego de un sexenio de estridencia, polarización e incertidumbre”, señaló Ugalde Ramírez, quien se desempeña como director general de Integralia Consultores.  

Sin importar su origen partidista, el próximo gobierno tendrá menos dinero a su disposición “porque López Obrador se acabó todos los recursos disponibles en fideicomisos y fondos especiales. Ya firmó décadas en programas sociales comprometidos y en obras de infraestructura, la tarjeta está al límite”, dijo. 

Además, Ugalde Ramírez dijo que un gobierno morenista gozaría de menos popularidad y menos poder político al no tener entre sus filas un sucesor o sucesora con el mismo talante de López Obrador que provoque una victoria con los mismos márgenes que en 2018 y sin las mayorías calificadas. 

El ex consejero presidente del IFE apuntó que éste podría ser un panorama positivo para el país, toda vez que se puede “retomar lo bueno del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y desechar lo tóxico para reconstruir un nuevo modelo. El país seguramente crecería”. 

Un segundo escenario es que en 2024 llegue un gobierno radical. Aunque aseguró que muchas personas consideran que el gobierno lopezobradorista es radical, la realidad es que “en los hechos no se ve, pero sí en la retórica”. Concedió que el actual presidente sí ha intentado cambiar estructuras—con las reformas eléctrica y electoral y la militarización del país—, pero sin éxito. Por ello, hay personas incluso dentro de su partido que piensan que el primer trienio de su gobierno fue desperdiciado.  

Advirtió que, de ganar Morena las mayorías calificadas que hoy López Obrador está pidiendo, es altamente probable que el gobierno sucumba ante la tentación de cambiar los fundamentos de la democracia representativa y del modelo de desarrollo económico con una serie de reformas constitucionales y una preocupante difuminación de la división de poderes. 

Ugalde Ramírez señaló que este riesgo ya es patente, luego de que el presidente anunciara su intención de reformar los procesos para la elección de ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), lo cual calificó como un “enorme riesgo para quienes creemos en los principios liberales de una democracia con división de poderes”. 

No descartó que, en este contexto, México se enfrasque en un conflicto político abierto con Estados Unidos y se desaten escándalos de corrupción. 

Un gobierno sin poder 

Crisis política y posiblemente constitucional es lo que Luis Carlos Ugalde vaticina si la oposición llegara a la presidencia en 2024. Un López Obrador que rechaza el resultado, manifestaciones, riesgo de que se anulen las elecciones y, en general, un escenario de mucho conflicto serían las condiciones en las que se haría la alternancia, dijo.

Aunque se le antojó improbable el triunfo de la oposición, Ugalde señaló que, en caso de suceder, “ese gobierno enfrentaría todas las condiciones para tener un mal desempeño y una enorme carencia de efectividad”. Limitado por un congreso morenista y habiendo heredado nulos recursos de la actual administración, también tendría un obstáculo importante con la revocación de mandato en 2028, movimiento muy probablemente liderado por el propio López Obrador. 

“Este es el escenario más peligroso para gobernabilidad del país y, definitivamente, para el clima de negocios. No estoy con ello diciendo que no debe ganar la oposición, simplemente estoy diciendo que, si ganase, sería un escenario de enorme conflictividad e inestabilidad”, señaló. 

No puede haber cuarta transformación si sólo dura seis años 

A poco más de un año de dejar la presidencia, López Obrador “está obsesionado con dejar huella”, afirmó Ugalde Ramírez. “Esto lo lleva a querer hacer reformas de último minuto, sin importar su constitucionalidad, deliberación o fragilidad”, dijo. 

Para López Obrador es menester ganar 2024 “cueste lo que cueste, (porque) no puede haber una cuarta transformación que dure sólo seis años. Es un contrasentido”, añadió Ugalde. Auguró que el presidente se seguirá enfrascando en una narrativa de polarización, con cada vez más activismo legislativo y electoral, con ataques directos a la corte, indiferencia y desdén hacia las autoridades electorales y otras acciones que podrían rayar incluso en violaciones abiertas a la ley. 

“El legado de López Obrador requiere que el proyecto siga y eso requiere pleito. Sin ello no hay López Obrador mítico en el futuro del país”, anticipó Ugalde, y señaló que es probable que en esta última recta se incrementen los conflictos con Estados Unidos en materias comercial, migratoria, de seguridad y política. 

Ante los posibles futuros, el ex funcionario prevé que el más probable sea la continuación de Morena en el poder. Sin embargo señaló que ve a “López Obrador dispuesto al conflicto con tal de mantener su presencia en la vida política del país”. 

“Hay una buena noticia. López Obrador se va a ir a su casa. Sin embargo va a querer quedarse para ser guardián de su cuarta transformación”, finalizó. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *