• 2024-07-17 10:53

Antena Noticias

Estamos Más Cerca

The Castle: Una prisión del pasado.

Por Mauricio Orozco para APUNTESdeCINE

El cine y la vida son muy similares, vivimos a base de relatos y dentro de eso tan ordinario como la cotidianidad podemos encontrar maravillosas historias, como sacadas de cuentos. El cine tiene la capacidad para convertir la realidad en ficción, para documentar pero también para construir desde cero. El cine es una herramienta para crear imaginarios que surgen desde lo tangible, desde lo vivencial e incluso desde lo desvanecido en el pasado.

Cuando miramos el documental damos por hecho que su realidad guarda una cercanía con la veracidad enmarcada en sus imágenes y en sus ideas, identificamos cómo se construye un discurso a partir de la creatividad de quien observa, es así como el cine contemporáneo ha desafiado las fronteras y permite que la ficción se conjunte con el documental con toda la flexibilidad que requiera para articular su propia verdad.

“The Castle” (2023) es el tercer trabajo de largometraje del cineasta argentino Martín Benchimol, en donde su experiencia como documentalista le permite acercarse a su personajes para desarrollar un documental que dialoga con la ficción en la forma en que se estructura su relato. La historia se centra en Justina, una mujer que trabajó toda su vida como ama de llaves en un castillo, hasta que la dueña de este fallece y se lo deja todo como herencia con una condición: nunca debe irse de ahí. Justina y su hija Alexia habitan este castillo y cuidan de las 64 hectáreas con tal de mantener esta promesa y tener un techo donde desarrollarse.

La idea de una herencia que se transforma en maldición por lo insostenible que se vuelve mantenerla es la base de un relato que habla más de la interacción social (o la ausencia de ella). Un espacio que se vuelve más una cárcel mental, un refugio para mantener viva la flama de la memoria, del pasado que te mantiene atado, pero al final es lo que te da sentido de identidad.

El acompañamiento del cineasta y su lente a la historia permite que veamos el desarrollo de una relación madre e hija, las preocupaciones, las formas en que sortean la adversidad y los métodos a los que recurren cuando el espacio y la soledad se re-definen ante esa prolongada soledad en la gigantesca espacialidad que habitan, y más cuando Alexia madura, otras cosas le interesan y desea ser parte de la sociedad, seguir sus sueños y alejarse de ese castillo, provocando una terrible preocupación en Justina ante la inminente partida de su hija.

Una película que tiene una gran historia y que la cuenta de una forma que atrapa al espectador por lo impresionante de su premisa base. Su estreno mundial se llevó a cabo en el marco de la edición 73 del Festival Internacional de Cine de Berlín (BERLINALE) en la sección Panorama.

por Felipe de Jesus Flores Sanchez

https://www.clippings.me/users/floresfelipe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *